Nacionales

Rolón afirma que se ve obstaculizado por el “poco tino” de Quiñónez

El nuevo Fiscal General del Estado, Emiliano Rolón, hizo referencia sobre las primeras medidas tomadas dentro del Ministerio Público, con el objetivo principal de “ordenar la casa”.

El Fiscal General del Estado, Emiliano Rolón. Foto: Captura.

Luego de que el miércoles último se informará que quedaron sin efecto los ascensos y nombramientos que realizó su antecesora Sandra Quiñónez desde diciembre del 2022 hasta el 08 de marzo del 2023, este jueves salió a conversar y a explicar su decisión.

“Yo califico o califiqué en un primer momento de muy poco tino, me parece nomás inadecuado y hasta falta de inteligencia el turbar el camino cuando se tenía claro que en los próximos días habría un cambio sustancial. Cuanto menos, yo me ofrecí siempre a hacer una labor de transición coordinada, lo cual no recibió respuesta”, expresó el Fiscal General del Estado.

Rolón fue claro y mencionó que se basaron en las estadísticas que señalan que a partir de diciembre, luego de su designación, hay un número ínfimo de nombramientos, pero en el mes de febrero se disparan inmensamente, más de 200 nombramientos en el mes, y hasta el 8 de marzo”, apuntó. 

“Se coparon todos los cargos presupuestarios, que creo yo, que con muy poco tino, porque lo que se hace es perjudicar a la gente y que quizás con mucha razón estaban expectantes por esos ascensos”, reveló.

“Es inaudito creer que en vísperas de una cesación en el cargo que ya tenía el tiempo limitado o determinado, se puedan llenar todos estos cargos para sencillamente perjudicar la buena marcha”, sostuvo.

“Yo hubiese querido que la gestión empiece ya con una verdadera atención de los problemas atrasados que tiene el Ministerio Público, pero hoy tengo que despejar la ruta, sacando estos problemas de lado”, mencionó.

“Hoy no tengo casi posibilidad de moverme, porque esos puestos y vacancias los hubiera ocupado con gente con la que yo pueda trabajar y hoy tengo que ocuparme de nuevo de estas cuestiones”, alegó.

“Se pone obstáculos, creo que con poco tino, porque si la administración tenía fecha de vencimiento, lo menos que se podía hacer, por lo menos era coordinar esto y atender aquellas cuestiones que son importantes para la comunidad. No puedo ocuparme de casos emblemáticos y cuestiones esenciales porque primero tengo que limpiar el camino”, sentenció.

Y entre otras menciones, ejemplificó que “tengo un excelente asesor jurídico y no tengo forma de ligarlo a él a la nueva institución, no tengo espacios, no es físico, sino de rubro y presupuestario. Tengo que hacer un malabarismo para que esto siga hacia adelante”

Confirmó que son más de 400 nombramientos, ascensos y contratos menores que se hizo por su antecesora, Sandra Quiñónez, durante los últimos días de su mandato.

Más detalles abajo:

 

 

Vea También
    None Found