Nacionales

Consumo de leche por persona es de 135 litros al año en Paraguay

De acuerdo con la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac), el consumo de leche ha experimentado un crecimiento constante en Paraguay, alcanzando alrededor de 135 litros por persona al año.

Ilustración/Pixabay.

De acuerdo a la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), la cadena láctea genera comprobados beneficios para la salud de la población y para el desarrollo productivo de la región. En América Latina, la producción y el consumo de lácteos tienen un rol muy preponderante sobre todo para la economía y la alimentación. La leche es un alimento de bajo costo para la dieta de las poblaciones y constituye una bebida con fuerte arraigo cultural.

Además, dice la Fepale que la comunidad lechera está comprometida con la generación de empleos y la producción de alimentos con un valor nutricional único e indispensable para los seres humanos, de una manera responsable y respetuosa con el medio ambiente.

Según CAPAINLAC más de 5.000 familias se dedican a producir diariamente 2 millones de litros de leche que llegan a las principales industrias lácteas. Se encuentran en las principales cuencas lecheras que se sitúan en las colonias menonitas del Chaco, San Pedro, Área Metropolitana, Campo 8 y 9, Caaguazú, Guairá, Alto Paraná e Itapúa.

El consumo regular de productos lácteos dentro de una alimentación balanceada disminuye sustancialmente el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, como diabetes mellitus tipo 2, ciertos tipos de cáncer como el de colon, enfermedades cardiovasculares como la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares.

El consumo promedio actual de los paraguayos es de 135 litros por persona al año, lo cual está por debajo de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (180 litros per cápita al año). 

Los productos lácteos cuentan con una excelente densidad nutricional. Una porción aporta a nuestro organismo un porcentaje considerable de los nueve nutrientes esenciales recomendados en la ingesta diaria para el adecuado crecimiento y desarrollo del ser humano: proteínas, calcio, fósforo, vitamina A, vitamina D, niacina, riboflavina, ácido pantoténico y vitamina B12.

Estos datos se dieron a conocer en el marco del Día Mundial de la Leche que se conmemora este jueves 1 de junio. 

El envase

Tan importante como los nutrientes en la leche es su forma de envasado y distribución. La leche que consumimos todos los días está protegida del aire, luz y los microorganismos gracias a la tecnología de los envases de Tetra Pak, compuestos por seis capas de protección. Este sistema favorece a que el alimento dure hasta 12 meses sin refrigeración antes de su apertura y que pueda trasladarse largas distancias para luego consumirse fresco sin la necesidad de aditivos ni conservantes.

Actualmente, la solución de envasado ha evolucionado conforme a la necesidad de los consumidores, tanto así que hoy, un niño puede consumir una porción de su leche favorita en envases Tetra Pak de porciones de 200 ml en el recreo en la escuela, sin necesidad de mantener una cadena de frío y sin riesgo de que ese producto se descomponga. Esto hace que la inocuidad se mantenga y proteja la alimentación dentro y fuera del hogar, sin preocuparnos por la forma de traslado.

Vea También
    None Found