Nacionales

Exsenador Mbururu sentenciado a 2 años de prisión por coacción, absuelto por robo

El exsenador Rafael Esquivel, alias Mbururu, recibe una condena de dos años por coacción y es absuelto por robo tras la invasión de una estancia en Ciudad del Este.

Foto: Gentileza.

El exsenador electo Rafael Esquivel, más conocido como Mbururu, ha sido condenado a dos años de pena privativa de libertad por coacción, mientras que fue absuelto por el delito de robo. Esta decisión se dio en el marco del caso relacionado con la invasión de la granja La Sonrisa, ubicada en Ciudad del Este.

El tribunal de Sentencia emitió la condena este lunes, en base a una causa por coacción grave que fue abierta tras la invasión a la mencionada estancia en octubre del 2019. Durante este incidente, Mbururu también fue acusado de robo, sin embargo, fue absuelto por este presunto delito.

La absolución se debió a dudas razonables sobre su participación en el arrebatamiento de aparatos celulares, uno de los hechos que motivó la acusación inicial. Tras la lectura de la sentencia, el político mostró su satisfacción y celebró declarando a los medios que había logrado demostrar que la estancia es de dominio público.

Mbururu, en sus declaraciones, afirmó que la granja La Sonrisa es propiedad de la República del Paraguay. Su abogado, Eduardo Lezcano, respaldó esta postura y defendió a su cliente argumentando que actuó para defender un predio público. Sin embargo, expresó su descontento con la condena por coacción, insistiendo en que no hubo agresiones recíprocas y que la invasión ocurrió en tierras de dominio público.

En contraste, el abogado querellante, Víctor Enriquez, manifestó su conformidad con la sentencia, destacando la importancia de haber demostrado que Mbururu actuó de forma hostigante hacia la víctima.

El incidente que motivó las acusaciones se produjo en la estancia La Sonrisa, situada a orillas del río Acaray, en Ciudad del Este. En 2019, Mbururu instigó a un grupo de personas a ingresar a la propiedad, lo que resultó en una invasión violenta con machetes, escopetas y otros elementos. Durante este incidente, se informó que los propietarios fueron golpeados y despojados de tres celulares, hecho por el cual también fue acusado Mbururu, pero finalmente quedó absuelto.

Actualmente, Mbururu se encuentra en prisión preventiva por varios delitos que incluyen tentativa de homicidio doloso, tentativa de coacción sexual, y otros hechos delictivos en la ciudad de Itakyry. Además, tiene pendiente un caso por abuso sexual en Ciudad del Este, en el que la víctima sería una niña de 12 años presuntamente vendida por su madre.

Fuente: Última Hora.

Vea También
    None Found