Nacionales

Crisis fronteriza: Paraguayos ‘criminalizados’ por buscar precios justos en Argentina

El senador Eduardo Nakayama defiende a los ciudadanos paraguayos que cruzan la frontera para comprar productos a precios más bajos en Argentina, criticando las medidas restrictivas del gobierno.

Senador Eduardo Nakayama. Foto: Gentileza

La creciente tensión en la frontera entre Paraguay y Argentina ha provocado un debate acerca de las políticas económicas y de control de ambos países. El senador Eduardo Nakayama, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), ha salido en defensa de los ciudadanos paraguayos que buscan aliviar su carga económica comprando productos a precios más bajos en Argentina.

En una entrevista con ABC TV, Nakayama pidió no “criminalizar” a los paraguayos que realizan sus compras en el lado argentino de la frontera, donde los precios de muchos productos son considerablemente más bajos. Estas declaraciones se producen en medio de protestas por las restricciones y controles establecidos por el Gobierno a los productos comprados al otro lado de la frontera.

El Gobierno ha endurecido los controles del ingreso a Paraguay desde Argentina de productos de ese país por parte de comerciantes o consumidores particulares, alegando la intención de combatir la informalidad. Esta medida ha generado protestas y descontento entre los ciudadanos.

“Analizando la problemática en general en la frontera con Argentina, no podemos dejar de tener en cuenta que hay un desfasaje importante de precios de productos de canasta básica y combustible”, señaló el senador Nakayama. El legislador indicó que, al hallarse muchos productos “de primera necesidad” con precios considerablemente más bajos en el lado argentino de la frontera que en Paraguay, es lógico que muchos paraguayos crucen la frontera para surtirse valiéndose del régimen de pacotilla.

Nakayama argumenta que no se puede criminalizar a las familias que buscan una ventaja de precios, e insta a los comercios en Paraguay a realizar una “reingeniería de costos” para que sus precios sean más competitivos en comparación con los que se encuentran en el lado argentino de la frontera.

La discrepancia en los precios de los combustibles es un punto clave en esta discusión. “En lado argentino uno puede comprar (combustibles) por hasta 3.000 guaraníes menos el litro, no podemos chillar cuando los paraguayos van buscando economía comprando del otro lado”, insistió el senador.

Estas tensiones fronterizas plantean preguntas sobre la economía familiar y la supervivencia económica de muchos ciudadanos. ¿Será posible encontrar un equilibrio entre la lucha contra la informalidad y el derecho de los ciudadanos a buscar precios más justos? Solo el tiempo dirá cómo se resuelve este conflicto económico y social.

 

Fuente: ABC Color

Vea También
    None Found