Nacionales

Fundación Stella Maris niega vínculos con venta de cargos en el IPS

Directivos de la Fundación Stella Maris negaron tener relación con la venta irregular de puestos en el IPS, luego de que su local fuera allanado por la Fiscalía. Alegan que se debió a un error y confusión con el nombre de la institución.

Una comitiva allanó el local de la fundación Stella Maris. Foto: Gentileza.

Directivos de la Fundación Stella Maris se defienden de las acusaciones tras el allanamiento de su oficina en el marco de una investigación sobre la presunta venta de cargos en el Instituto de Previsión Social (IPS). La presidenta de la institución, Julia Jacobo de Vargas, alega que todo se debió a un error de la Fiscalía, que confundió el nombre de la fundación.

Julia Jacobo de Vargas, quien también es esposa del comandante de la Armada Paraguaya, el almirante Silvio Vargas, se mostró sorprendida por el allanamiento y aseguró que su fundación no tiene relación alguna con los hechos bajo investigación. Según sus declaraciones, el operativo se basó en una confusión con el nombre de la institución.

“Nos avisaron que nuestra fundación estaba siendo allanada; cuando yo vine al lugar encontré a dos fiscalas que estaban interviniendo y colaboramos en todo. Estoy segura de que esto forma parte de una equivocación porque nosotros no realizamos capacitaciones”, afirmó Jacobo de Vargas.

Lea más: Más de 1.000 personas víctimas de rosca de cargos en el IPS

Durante el allanamiento, las autoridades se incautaron de documentos que podrían supuestamente vincular a la fundación con personas investigadas por presuntamente ofrecer cargos en el IPS a cambio de dinero. Sin embargo, la presidenta de la Fundación Stella Maris negó categóricamente esta relación y afirmó que están dispuestos a mostrar todos los documentos en su poder.

Hasta el momento, la investigación sobre la venta de cargos en el IPS ha llevado a la imputación de 13 personas. Este esquema operaba de manera similar a un esquema Ponzi, donde los individuos interesados en ocupar cargos en la institución pagaban sumas que oscilaban entre G. 2.500.000 y G. 24 millones.

Se les hacían firmar contratos y se tomaban sus huellas en relojes biométricos con la promesa de recibir sus salarios en unos pocos meses. A pesar de esto, nunca fueron incluidos en la nómina de empleados del IPS.

Le puede interesar: Estafadores que vendían cargos en IPS les pagaban “sueldos” a sus víctimas

Los procedimientos más recientes en busca de evidencias y documentos se llevaron a cabo en varios lugares, incluyendo el barrio Santa Ana de Asunción, la ciudad de Mariano Roque Alonso, Lambaré y una ubicación cercana al Cementerio del Este.

Fuente: Última Hora.

Vea También
    None Found