Nacionales

Defensoría del Pueblo recupera categoría A en derechos humanos tras una década

La Defensoría del Pueblo recuperó la categoría A en derechos humanos después de una década, tras cumplir con los estándares exigidos por la GANHRI en Suiza.

El defensor del Pueblo, Rafael Ávila (d), participó de un encuentro realizado en Ginebra, Suiza donde Paraguay recuperó la categoría A en derechos humanos. Foto: Gentileza.

La Defensoría del Pueblo anunció con satisfacción la recuperación de la categoría A en derechos humanos, un estatus que había perdido en el año 2014 debido al incumplimiento de estándares internacionales. Esta recategorización se produjo tras la reunión anual de la Alianza Global de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI), celebrada en Ginebra, Suiza.

En el año 2014, Paraguay sufrió una suspensión total de acreditación de acuerdo con el artículo 19 del Estatuto de la GANHRI. Posteriormente, en 2019, la Defensoría solicitó nuevamente la acreditación, logrando obtener la categoría B. Ahora, después de una década de esfuerzos y mejoras, el país ha alcanzado la anhelada categoría A, demostrando su compromiso total con los principios de París, que establecen los requisitos que deben cumplir las defensorías del pueblo para velar por los derechos humanos en sus respectivos países.

La presentación realizada por la Defensoría del Pueblo ante el Subcomité de Acreditación (SCA) de la GANHRI fue clave para lograr este nuevo estatus. La delegación paraguaya participó activamente en los encuentros realizados del 6 al 8 de mayo en Ginebra, junto a representantes de otras 200 Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (INDH).

La recuperación de la calificación A no solo representa un logro significativo para Paraguay en el ámbito internacional, sino que también brinda la oportunidad de tener voz y voto en la GANHRI, permitiendo al país influir en las decisiones y debates globales sobre derechos humanos. Este reconocimiento es el resultado de los esfuerzos realizados por la Defensoría del Pueblo para cumplir con los estándares exigidos y fortalecer su labor en la protección y promoción de los derechos fundamentales.

Lea más: Denuncian a defensor del pueblo por encuentro sexual con funcionarias en oficina

En 2019, cuando Paraguay descendió a la categoría B, se señalaron algunas deficiencias en el proceso de designación del titular de la Defensoría, considerado poco amplio y transparente. Además, se cuestionó la falta de independencia y objetividad en el proceso de remoción del Defensor del Pueblo y se destacó la necesidad de contar con un nivel razonable de financiación para el adecuado funcionamiento de la institución.

Unite a nuestro canal de WhatsApp

La recuperación de la categoría A es un hito importante para la Defensoría del Pueblo y un reconocimiento a los avances realizados en materia de derechos humanos.

Fuente: Última Hora

Vea También
    None Found