Política

Empresarios del transporte público gozan de lujos ajenos a la realidad

Mientras los usuarios sufren un deficiente servicio, los miembros del Cetrapam ostentan una vida privilegiada, habiendo recibido casi G. 248.000 millones en subsidios estatales durante los últimos 16 meses.

Residencia del concejal colorado capiateño Roberto Jiménez Ayala, a metros de la ruta PY02. SILVIO ROJAS

Mientras la ciudadanía soporta a diario un pésimo servicio de transporte público, con unidades precarias, frecuencias irregulares y un trato poco cordial de los choferes, los miembros del Centro de Empresarios del Transporte de Pasajeros del Área Metropolitana (Cetrapam) ostentan una vida privilegiada, muy alejada de la realidad que enfrentan los usuarios.

En los últimos 16 meses, este gremio conformado por 25 empresarios recibió del Estado paraguayo la suma de G. 247.814 millones, equivalentes a unos USD 33,4 millones, en concepto de subsidios. Hoy se prevé una nueva reunión con autoridades para analizar el paro previsto para el próximo 20 de mayo.

La lujosa vida que llevan estos empresarios del transporte contrasta notablemente con la realidad diaria del usuario. Un ejemplo es el concejal capiateño Roberto Jiménez Ayala, quien junto a sus hermanos Édgar Ignacio, Víctor Hugo y Myrian Graciela, acaparó G. 27.527 millones (USD 3,7 millones) en subsidios para sus empresas de transporte.

Otro caso es el de Juan Carlos Aveiro Florentín, propietario de Transporte y Turismo Lambaré SA, quien recibió más de G. 13.714 millones (USD 1,8 millones). Aveiro, conocido por sus inicios humildes, hoy disfruta de una acomodada vida social, cumpliendo pasiones como la cría de caballos de raza.

Rolendia Lendy Peña, representante de La Sanlorenzana SA de Transporte y Turismo, que cobró G. 13.158 millones (USD 1,7 millones), también figura como una de las fundadoras de Cetrapam y accionista de una empresa que maneja el billetaje electrónico.

César Ruiz Díaz, vocero del gremio, justificó los subsidios alegando que el hambre apura a los empresarios y que las empresas van quebrando. Sin embargo, lejos de la realidad, los propietarios de Automotores Guaraní SRL, que percibió G. 25.822 millones (USD 3,5 millones), muestran en redes sociales una vida llena de viajes al exterior.

Unite a nuestro canal de WhatsApp

Mientras los empresarios disfrutan de estos millonarios subsidios estatales, los usuarios continúan padeciendo un servicio deficiente, evidenciando el abismo existente entre los privilegios de unos y las necesidades de la ciudadanía.

Fuente: ABC Color

Vea También
    None Found