Salud

Frutas y verduras de temporada, aliadas para fortalecer las defensas

Con la llegada del invierno, el consumo de frutas y verduras de estación se convierte en un aliado esencial para reforzar el sistema inmunológico y mantener el calor corporal.

Recomiendan consumo de frutas y verduras de estación. Foto: RegionNet.

A medida que las temperaturas descienden, el organismo humano demanda una mayor ingesta de alimentos que ayuden a mantener el calor corporal y fortalecer el sistema inmunológico. En este contexto, las frutas y verduras de estación se presentan como una opción saludable y natural para reforzar las defensas frente a enfermedades respiratorias comunes en esta época del año, como la gripe y el covid-19.

La recomendación diaria es consumir al menos tres porciones de frutas. Durante el invierno, los cítricos son ideales por su alto contenido de vitamina C, como el pomelo, la naranja, la mandarina y el limón. Estas frutas pueden ser consumidas en gajos o exprimidas recientemente, sin necesidad de agregar azúcar, ya que se aconseja disfrutar de su sabor natural.

Lea más: Moderar el consumo de harina: Clave para la salud

Además de las frutas, las hortalizas también son una excelente fuente de vitaminas y minerales durante esta temporada. Algunas de las más recomendadas son la zanahoria, el zapallo, la calabaza, las verduras de hojas verdes como la acelga y la espinaca, el brócoli, la coliflor, el repollo, el ajo, la cebolla, el zuchini y la berenjena.

Para el almuerzo y la cena, una buena opción es incluir sopas u hortalizas cocinadas como ensalada. Además, es importante mantener una correcta hidratación, consumiendo al menos dos litros de agua por día e incluyendo infusiones calientes como mate, té o café.

Se sugiere practicar la cocina en casa, preferir las comidas caseras y evitar los alimentos envasados y ultraprocesados, que suelen contener altos niveles de grasa, sodio y azúcares. Tanto el almuerzo como la cena deben ir acompañados de ensalada fresca, que aporta vitaminas, minerales y fibra a la alimentación.

Unite a nuestro canal de WhatsApp

Es recomendable incorporar legumbres, como arvejas, lentejas o porotos, que son fuentes de fibra, minerales y vitaminas. Se debe evitar en lo posible el consumo de embutidos y moderar el agregado de sal, grasas y aceite. En caso de consumir comidas típicas, ricas en hidratos de carbono y grasas saturadas, se aconseja acompañarlas con hortalizas o sopa de verduras.

Fuente: Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Vea También
    None Found