Labriegos están prácticamente resignados

Los campesinos que se encuentran apostados en la Plaza de Armas desde hace más de un mes, decidieron no movilizarse este jueves durante la sesión de la Cámara de Senadores, que tratará el veto presidencial.

Campesinos esperan temerosos decisión del senado. Foto: Mercedes Toñánez RDN

Pablo Ojeda, secretario general del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), proveniente de Alto Paraná, explicó a RDN que no marcharán como lo hacían habitualmente, sino que estarán ejerciendo presión frente al parlamento.

“Sabemos que mañana tratarán en el senado el veto del Presidente Cartes, pero no vamos poder movilizarnos, porque existe la orden de la Fiscalía que nos impide marchar”, indicó don Pablo.

Acotó además que esperan que los senadores tengan la capacidad de resolver  el reclamo, pero al mismo tiempo dudan de las decisiones de los mismos.

“Nuestra esperanza es que los legisladores sepan ver la problemática del campo y de los productores, pero también dudamos de ellos, porque se ausentan o simplemente muchos de ellos no son honestos y pueden cambiar su decisión”, expresó.

Remarcó que el Gobierno no duda cuando se trata de dar a los empresarios transportistas subsidios o privilegios a los sojeros, “cuando se trata de las personas humildes no toman la misma decisión”.

En caso de que los senadores apoyen el veto, Ojeda señaló que les tocará resignarse y volver a sus hogares, ya que hace mucho tiempo están peleando por la agricultura familiar.

“Nuestro pedido es justo y digno; no solicitamos nada fuera de lugar, pero nuestros reclamos lastimosamente no son escuchados como debería ser, enfatizó.

Pablo Ojeda secretario general del MCP