Wasmosy busca concesión de las apuestas deportivas

Las apuestas deportivas en Paraguay actualmente facturan miles de millones y está en marcha una licitación para que una sola empresa se haga cargo. La familia Wasmosy ya tiene la quiniela y busca tomar el negocio en expansión.

Imagen de la cola para acceder a uno de los locales de Apostala. Foto: @eliasdcb.

Diego Ricardo Wasmosy Carrasco, hizo del ex Presidente de la República Juan Carlos Wasmosy, figura como propietario de dos empresas offshore vinculadas a los juegos de azar en Malta, de acuerdo a las investigaciones realizadas por ABC Color. El negocio se dio en 2010 cuando se obtuvo la licencia de explotación.

Los socios del compatriota en la firma que explotaba los juegos de azar hoy en día están procesados, uno de ellos en la cárcel.

Los socios eran Hermany Andrade Junior y Ricardo Saud. El primero fue un investigado precandidato a la intendencia de Uberaba por el PTB.

Por su parte, Saud, ex cónsul honorario de Paraguay en Uberaba, se encuentra actualmente preso.

La familia Wasmosy actualmente tiene la concesión de la quiniela a través de la empresa Technologies Development of Paraguay (TDP), con licencia hasta el 2020 y entre cuyos accionistas se encuentra Diego Ricardo Wasmosy. La familia era la operadora de la Quiniela en el período anterior, donde acumuló una deuda de miles de millones por canon impago, pese a este antecedente, el gobierno volvió a concesionarle el juego.

Ahora TDP busca explotar las apuestas deportivas y para ello adquirió los pliegos para la licitación que realiza Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar).

La apertura de ofertas se realizará el próximo 22 de noviembre en la Conajzar.

También se sabe que dos firmas, vinculadas a políticos, colorados también buscan tomar la exclusividad del negocio que hoy en día se encuentra en poder de unas 10 firmas que operan de manera provisoria.

El negocio de las apuestas deportivas generó ingresos por G. 74 mil millones en el mes de setiembre, de acuerdo a los datos oficiales de la Conajzar.

Con la concesión que se espera brindar luego de licitación, solo una empresa será la que se encargue del negocio.