“Narcocandidatos” buscan lugar

Políticos denunciados en reiteradas oportunidades por sus vínculos con grupos dedicados al narcotráfico consiguieron colarse en las listas para las elecciones generales de abril próximo. Buscan lugares como diputados, senadores y parlasurianos.

Varios políticos denunciados por sus vínculos con el narcotráfico buscan escaños en el Congreso.

Con las listas oficialmente conformadas y con el acercamiento a las elecciones generales, se hace cada vez más evidente que la renovación de la oferta electoral no es precisamente lo que ofrecen los partidos tradicionales a quienes acudirán a las urnas el próximo 22 de abril.

En las listas a aspirantes a cargos en el Poder Legislativo se encuentran nombres como el de Óscar González Daher, destituido senador e imputado luego de que audios revelaran la forma en la que manejaba la justicia a sus antojos. También aparece Jorge Oviedo Matto, otro implicado en los audios y quien presentó renuncia a su cargo tras verse salpicado por el escándalo.

González Daher tiene prácticamente asegurada la impunidad y un nuevo período como senador gracias al apoyo del movimiento Honor Colorado, encabezado por el mismísimo presidente de la República, Horacio Cartes.

A pesar de las muchas críticas por mantener a González Daher, desde el oficialismo respondieron que el mismo volvería a ser senador “guste o no”.

Pero González Daher y Oviedo Matto no son los únicos casos de nombres cuestionables que aparecen en las listas. Revisando los nombres de quienes aspiran a cargos electorales, aparecen personas que ya ocuparon cargos y que fueron vinculados a grupos vinculados al narcotráfico.

Algunos fueron hasta denunciados en una sesión plenaria del Senado en noviembre de 2014 y ahora esperan llegar a ese mismo lugar para ocupar un curul. La denuncia fue entregada al Ministerio Público, donde quedó cajoneada.

Abogado y amigo de narcos, ahora busca el Senado

Bernardo Villalba, diputado por Concepción y aspirante a senador suplente, fue denunciado por sus supuestos vínculos con narcotraficantes. Foto: ABC Color.

Uno de los que fue señalado por sus vínculos con el narcotráfico fue el hoy diputado por el departamento de Concepción, Bernardo “Lalo” Villalba Cardozo. El representante del primer departamento es ahora candidato a senador suplente por el Partido Colorado y de la mano del cartismo.

Villalba fue uno de los señalados ante la plenaria del Senado en noviembre de 2014 como uno de los políticos vinculados al narcotráfico. Una serie de investigaciones publicada poco después por el diario ABC Color profundizó aún más sobre la cuestión.

El legislador y exjuez coadyuvó con Pedro Wilson Marinoni ( exesposo de la también diputada Cynthia Tarragó) en casos en los que se vieron involucrados varios “peces gordos” del narcotráfico como el jefe del grupo criminal Primer Comando da Capital, Carlos Antonio Caballero, alias “Capilo” -enjuiciado con Jarvis Ximenes Pavão-, además de Jonathan Wink Soligo y su padre Erineu “Pingo” Soligo.

Villalba mantenía constantes conversaciones a través de llamadas y mensajes de texto con “Capilo”, mientras este último se encontraba recluido en la Agrupación Especializada. La Senad había intervenido el teléfono del jefe criminal y fue así que dieron con las comunicaciones entre el diputado colorado y el alto mando del PCC.

Esas comunicaciones revelaron, por ejemplo, que Villalba realizaba visitas sin registros al narcotraficante en la Agrupación Especializada, lugar al que llevó hasta un “salmón” de regalo y que le pidió apoyo y dinero para unas elecciones internas de la ANR.

Cuando llegó al Congreso en 2013, Villalba fue el férreo defensor del proyecto de ley que prohibía la extradición de imputados por narcotráfico, que hubiera sido muy conveniente para Pavão y Caballero. El proyecto había sido presentado en el período legislativo anterior por el oviedista José López Chávez, otro de los amigos de “Capilo”; al igual que Magdaleno Silva , quien mantenía constantes y amigables comunicaciones telefónicas.

Villalba consiguió un lugar como candidato a senador suplente dentro de la lista del oficialismo debido a su alta lealtad al presidente de la República, Horacio Cartes. El diputado fue uno de los más férreos del proyecto de enmienda para conseguir la reelección presidencial y hasta argumentó el porqué debía seguir el proceso cuando la Cámara de Diputados decidió darlo definitivamente por descartado.

De panadero a dueño de un aeródromo

Freddy D’Ecclesiis, diputado de San Pedro con supuestos vínculos con el narcotráfico. Foto: ABC Color.

Otro diputado señalado por sus supuestos vínculos con el narcotráfico es el también colorado Freddy Tadeo D’Ecclesiis, representante del departamento de San Pedro en la Cámara Baja. Al igual que su colega y correligionario, Bernardo Villalba, D’Ecclesiis fue uno de los mencionados ante el pleno del Senado en noviembre de 2014 por sus conexiones con el hampa.

Pero esa no fue la única vez que se vinculó a la familia del diputado sampedrano con el bajo mando del narcotráfico. El historial de hecho es bastante largo.

Según publicó el diario ABC Color, los D’Ecclesiis -que iniciaron como humildes panaderos en el distrito de San Estanislao- fueron vinculados con el narcotráfico hasta en los Estados Unidos.

Allí fue procesado y condenado en 2002, uno de los primos del diputado: Iván Luis D’Ecclesiis, quien fue detenido con cocaína lista para ser vendida. El diario ABC aseguró en su momento, citando a fuentes de organismos de seguridad en Estados Unidos, que los investigadores encontraron que el familiar del legislador paraguayo formaba parte de una red de narcotráfico que tenía conexiones en nuestro país, conexiones que nunca fueron investigadas aquí.

En 1997, Víctor Raúl -hermano del diputado- fue detenido en Uruguay por cargos de tráfico. En 2006 volvió a ser detenido, pero ya en Paraguay, luego de que se encontrara un cargamento de droga en una estancia de los D’Ecclesiis a la que se llegó tras conseguir las coordenadas en las que una avioneta había dejado la “mercadería”.

Con Víctor Raúl fue detenido en aquella oportunidad Christian Villaalta, hijo del líder colorado de Pedro Juan Caballero Faustino Villaalta y de Cirila Concepción Cubas, que llegaría luego a ser diputada y actualmente es parlamentaria del Parlasur que busca la reelección. Algunas versiones señalan que la estancia en la que fue incautada la droga sería en realidad del diputado, pero que el mismo se la regaló a su hermano luego de hacerse cargo del cargamento y de pagar la culpa él. Existen relatos además de que Freddy se encontraba en el lugar al momento de la incautación pero que consiguió huir.

En 2016 se reveló además que la estancia de los D’Ecclesiis desde donde se traficaba droga se encontraba asentada sobre tierras del Estado que nunca les fueron cedidas a ellos.

Datos de la Senad revelaron además que el político colorado mantenía constantes comunicaciones con Mario Giménez Noguera, uno de los cabecillas de un clan familiar vinculado al narcotráfico, quien a su vez se comunicaba con frecuencia con Magdaleno Silva, político colorado asesinado en 2015 por sicarios del hampa.

Las conversaciones entre D’Ecclesiis y Giménez Noguera giraban en torno a drogas, dinero y hasta transferencia de inmuebles, de acuerdo con los datos que consiguió la Senad mientras intervenía el teléfono del narcotraficante. El diputado pretendía aprobar la construcción de una pista de aviación en un terreno de su propiedad en una compañía de Santaní.

D’Ecclesiis se impuso como candidato 1 a diputado por San Pedro de la mano del movimiento Colorado Añetete, encabezado por Mario Abdo Benítez (h).

Y la lista de nombres apenas está empezando…

Lea mañana la segunda parte.

juankilezcanof@gmail.com – @juankilezcano