Inundación y abandono, las dos caras del Bañado Sur

Tras la crecida del río Paraguay, nuevamente las familias que habitan en el Bañado Sur deben abandonar sus viviendas. El ir y venir de los camiones de mudanza son la constante en la zona.

Joven llevando a cuestas sus pertenencias. Foto: Lorena Galeano.

Luciana Cubilla comentó a RDN que hace 50 años su familia vive en el Bañado Sur, destacó que en este año dos veces tuvieron que mudarse a causa de las inundaciones.

Vivienda inundada. Foto: Lorena Galeano.

Explicó que en su caso esta buscando otra casa para alquilar, ya que su madre se encuentra en delicado estado de salud. Detalló que cuatro habitaciones de su casa están inundadas.

Dijo que nadie les brindó ayuda y que en el cuartel R.i 14 hay muchas peleas entre los afectados, manifestó además que hay mucha burocracia para recibir ayuda.

Patio de una vivienda. Foto: Lorena Galeano.

Resaltó que cada vez que se mudan de su casa llevan todas sus pertenencias, y deben desinstalar sus electrodomésticos ya que son víctimas de robo.

Comercio cerrado a causa de la inundación. Foto: Lorena Galeano.

Los camiones de mudanzas abundan en la zona, numerosas familias también recurren a trasladar sus pertenencias a pie o en motocicletas.

Los camiones de mudanza no cesan en la zona. Foto: Lorena Galeano.
Los motocarros son el medio de transporte más utilizado en el lugar. Foto: Lorena Galeano.
Familia trasladándose a bordo de una moto. Foto: Lorena Galeano.

Por otro lado, la señora Mercedes Martínez representante de la comisión vecinal del área ocho indicó que los refugios no son suficientes y que las terciadas y puntales les son entregados solo a los colorados.

Hombres trasladando sus pertenencias. Foto: Lorena Galeano.
Mujer mirando cuando se realiza la mudanza. Foto: Lorena Galeano.
Patio de una vivienda. Foto: Lorena Galeano.

El tránsito en la zona se vuelve un tanto difícil, ya que los automovilistas temen caer en pozos que estén tapados por la gran cantidad de agua.

Los automovilistas transitan a paso lento. Foto: Lorena Galeano.

Los damnificados van abandonando de apoco sus viviendas una vez que encuentren sitio en algún refugio.

Pobladores caminando entre las aguas. Foto: Lorena Galeano.

La calle Urcisino Velasco muestra un paisaje desolado y poco alentador para los pobladores.

Calle Urcisino Velazco. Foto: Lorena Galeano.