Impuesto justo a la soja para reducir pobreza

Verónica Serafini, economista y directora de investigación del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), explicó que la pobreza en Paraguay registró un aumento en los últimos dos años a pesar de las coberturas y programas del Gobierno. Un impuesto justo a la soja puede ser una solución.

La asistencia del Estado no alcanza. SAS.

La economista indicó a RDN que la pobreza tenía una reducción a partir del año 2003 hasta el 2011, los tres años posteriores se detuvo ese descenso, a pesar del crecimiento económico y los programas. Desde el 2015 tuvo un aumento, de 180 mil nuevas personas que se encuentran en dicha situación.

Al consultarle el por qué se da este fenómeno a pesar del crecimiento económico y las coberturas como Tekoporä y adultos mayores, expresó que una de las posibilidades es la crisis del campesinado en el sector agrícola. “La pobreza afecta principalmente al campo pero se registra también un número considerable de pobres en el sector urbano, producto de la migración, lo que demuestra que el problema sigue siendo el campo”, acotó.

Además señaló que  la hipótesis más significativa de dicho aumento es el problema de la agricultura familiar que no está generando ingresos en esa población, lo que hace que tienda aumentar la pobreza en el sector rural y expulse personas en las zonas urbanas donde no hay oportunidades de empleo. “A pesar de las grandes obras que se realizan en el área Central y en los departamentos que están alrededor, no se genera el trabajo que es necesario generar”.

“Como no hay oportunidades en el campo la pobreza migra, esto significa  que en el departamento Central haya una buena cantidad de pobres”, argumentó.

Respecto a las coberturas del Estado  que no alcanzan para todos, dijo que la asistencia social debería estar universalizada, para que llegue a todos los niños y adultos mayores como debería ser.

Manifestó que una de las soluciones para esta situación sería un justo impuesto a la soja. “Paraguay tiene la presión tributaria más baja de América y una estructura tributaria sumamente injusta, y se debería resolver ambas, no se podrá salir adelante si se sigue cobrando impuestos donde el pueblo común paga más que los que más ingresos tienen”. “Además la soja contamina y no produce alimento para personas sino para animales”, indicó.

“Necesitamos sistemas más justos y equilibrados”, añadió

“Mejorar la política agropecuaria la política agrícola familiar, y que se generen mejores alimentos para nuestro país, eso debería proporcionar el justo impuesto a los que ganan más, cuanto más se gana más se debería abonar, eso pasa en cualquier país del mundo excepto en Paraguay”, finalizó.

Verónica Serafini. Foto: Mercedes Toñanez.