Gestión del agua será clave ante cambio climático

Expertos investigadores y estudiosos de Paraguay, Argentina y Bolivia se reunieron para analizar los problemas y soluciones de los recursos hídricos y la adaptación al cambio climático del gran Chaco americano.

Estudian biodiversidad, desarrollo sostenible y recursos hídricos de Chaco americano /Foto: Mercedes Toñánez.

Se constituyó una jornada de desafío del desarrollo para el gran Chaco americano, en un seminario que congregó a expertos y además de habitantes de la zona, organizado por Investigación para el Desarrollo por parte de Paraguay.

La coordinadora Regional del  proyecto, Rossana Escribanos, explicó a RDN que se constituyó una jornada de diálogo y reflexión sobre los desafíos de desarrollo del Chaco.

“Los objetivos del estudios desde la mirada económica y los sistemas productivo y su vínculo con el agua, se ha cumplido con los objetivos específicos de la investigación”, indicó.

“Los resultados señalan que se debería centrar en la gestión de los recursos hídricos, apuntar a medidas de adaptación al  cambio climático, y rescatar las experiencias de las personas que habitan el Chaco, que conocen las formas y tecnologías para adquirir el agua”, manifestó la coordinadora.

El represente de Bolivia para el cambio climático, biodiversidad y medio ambiente,  Diego Pacheco, expresó que es primordial conocer la importancia de uno de los recursos estratégicos para el desarrollo sostenibles, como es la provisión del agua y su contribución a los diferentes sectores económicos.

“Esto es un paso muy importante para tener una visión estratégica sobre el manejo sostenible del agua en la región del Chaco”, sostuvo el profesional.

Diego Pacheco, Representante de Bolivia Foto: Mercedes Toñánez RDN

La cuestión del Chaco

Los recursos naturales del Gran Chaco han sido degradados severamente por procesos biológicos y socioeconómicos, los cuales han causado un progreso acelerado de desertificación e inundaciones recurrentes.

Los impactos de actividades humanas en este ecosistema frágil, con su tierra arenosa y pobre, precipitación baja e irregular, vientos fuertes y temperaturas altas, dificultan la producción de la cantidad necesaria de biomasa por la biomasa vegetación nativa y la recuperación substancial de sobrepasar los procesos de degradación. Una serie de amenazas que afectan la estabilidad del ecosistema, con sus funciones, causas y barreras, han sido identificadas por los tres países.

Agua del Chaco. Foto;: E´a.

Estas amenazas son las siguientes: deforestación del bosque nativo, dependencia de la producción de ganado y explotación forestal, sobrepastoreo, fuegos forestales y praderas, manejo insostenible de recursos hídricos, pérdida de biodiversidad y cambio climático, según el Departamento de Desarrollo Sostenible.

Muchas familias se ven afectadas en toda la región del Chaco, es por ello que los expertos trabajan en posibles soluciones de manera constante.

Coordinadora Regional del proyecto, Rossana Escribanos. /Foto: Mercedes Toñánez RDN