Chaco: Aumenta desasosiego por la escasez del agua

Habitantes del Chaco paraguayo atraviesan uno de los peores momentos por la sequía. El monseñor Gabriel Escobar, reclama al Estado la desidia e inoperancia con que se maneja.

La sequía afecta a todos en la región. Foto: ecosdelparaguay.com

La escasez del líquido vital, aumenta en varias localidades del Chaco, a causa de la falta de lluvia. Los tajamares se secan y las reservas de agua de lluvia se terminan.

El Vicario Apostólico explicó que  “en tierra adentro, el agua es aún más esencial y la ausencia de lluvias afecta a la vida tanto familiar como campesina”.

Además indicó que a causa de éstas circunstancias trasladan agua desde el río Paraguay, y cuentan con tan solo un camión cisterna, perteneciente a la Gobernación.

La población chaqueña se abastece con agua de lluvia, y ante la falta de la misma, quedan en estas situaciones.

El monseñor manifestó que el problema es a causa de la deforestación y el cambio climático. Señaló que no hay fiscalización en las obras realizadas para distribución de agua y también construcción de rutas.

“En el caso del acueducto, partió desde Puerto Casado, pero tenemos muchos problemas con las conexiones y la calidad de los caños. Además, se ha lanzado una gran cantidad de millones pero se estancó, no llegó a Filadelfia, que era su objetivo”, explicó en comunicación con Abc cardinal.

Deforestación en el Chaco paraguayo.