Niño murió tras recibir disparo accidental

Un niño de 8 años falleció luego de recibir un disparo accidental desde una escopeta que era manipulada por su hermano de 10 años. El hecho ocurrió en Caaguazú.

Foto: Ilustración.

El hecho ocurrió alrededor de las 16:00 del sábado en el interior de una vivienda ubicada en la Compañía Jahapé de la ciudad de San Joaquín.

Los niños se encontraban solos en su vivienda, y sus padres fueron a la iglesia local, el niño de 10 años manipulo una escopeta de marca rossy calibre 28, de procedencia brasilera, que se encontraba guardado detrás de un ropero.

En un momento dado se produjo un disparo, y la bala impactó en el rostro del hermano menor, quien falleció en el lugar.

Se constituyeron en la vivienda el agente fiscal del Ministerio Público Carlos Chamorro, en compañía del médico forense Fredy Muñoz, quien inspeccionó el cuerpo y diagnosticó como probable causa de muerte “shock hipovolémico por herida de arma de fuego”.

El cuerpo del niño fue entregado a la madre y el arma de fuego fue levantada como evidencia, reportó UH.