Marca de Cartes reina entre productos ilegales en el Brasil, confirma investigación

El Foro Nacional Contra la Piratería y la Ilegalidad (FNCP, por sus siglas en portugués) reveló que los cigarrillos Eight son los más vendidos en el Brasil. El producto y la marca son propiedad de Tabacalera del Este S.A. (Tabesa), del Presidente de la República Horacio Cartes.

Marca de Horacio Cartes. Foto: Ilustración/villadelrosarionet.com.ar.

Según los datos del organismo, la venta ilegal de productos en el país vecino alcanzó los 146 mil millones de reales.

La venta de cigarrillos ilegales marcó un récord en 2017, ya que casi la mitad de todo el mercado está dominado por productos paraguayos.

“Brasil se convirtió en el mayor mercado mundial de cigarrillos ilegales, a pesar de que la marca más vendida en Brasil es la Eight, fabricada por la empresa paraguaya Tabacalera del Este, propiedad de la familia Cartes”, señala una nota de prensa publicada en el portal de Cision PR Newswire.

El contrabando en el país vecino incentiva el crimen organizado, según la opinión de los consultados en un sondeo.

Edson Vismona, presidente del FNCP y de otra organización, pidió a los paraguayos que en abril elijan un presidente que combata verdaderamente el contrabando.

El comunicado completo se encuentra abajo:

El año pasado, la venta de productos ilegales en Brasil ocasionó perjuicios por R$ 146.000 millones al país, de acuerdo con datos relevados por el Fórum Nacional Contra a Pirataria e a IIegalidade (Foro Nacional Contra la Piratería y la Ilegalidad, FNCP, por sus siglas en portugués) en 15 sectores productivos.

La venta de cigarrillos ilegales batió un récord en 2017: 48% de todo el mercado nacional del producto está dominado por marcas provenientes de Paraguay. Con esto, Brasil se convirtió en el mayor mercado mundial de cigarrillos ilegales, a pesar de que la marca más vendida en Brasil es la Eight, fabricada por la empresa paraguaya Tabacalera del Este, propiedad de la familia Cartes.

Una investigación del Instituto Brasileiro de Ética Concorrencial (Instituto Brasileño de Ética Competitiva, ETCO, por sus siglas en portugués) muestra que los brasileños consideran que el contrabando de cigarrillos provoca enormes perjuicios al país. Para el 86% de los entrevistados, el contrabando incentiva el crimen organizado y el tráfico de drogas y armas, mientras que el 87% afirma que estos productos aumentan los riesgos para la salud.

Los brasileños consideran que el combate al contrabando es un tema que debe formar parte del debate político en 2018: el 86% de los entrevistados afirmó que no votaría por un candidato que se negara a combatir el contrabando. Entre las principales medidas que debería adoptar el presidente electo para combatir el contrabando de cigarrillos paraguayos, el cierre de la frontera entre los dos países sería la medida más eficiente para el 62% de los entrevistados. A su vez, el 74% de las personas encuestadas señaló una mayor inversión en los controles de seguridad fronterizos y un 64% pidió la aprobación de leyes con penas más severas para el crimen de contrabando.

Para Edson Vismona, presidente del ETCO y el FNCP, el resultado de la investigación no sorprende. Considera que la solución para el problema debe pasar por una acción integrada de las autoridades brasileñas, pero también apunta a otro problema: “la disparidad tributaria entre Brasil y Paraguay es el mayor estímulo para las gavillas que dominan esa actividad. En Brasil los impuestos al sector de los cigarrillos alcanzan en promedio un 80%, mientras que en el país vecino ese porcentaje es de apenas el 16%. El gobierno brasileño necesita corregir esta cuestión en el ámbito del Mercosur, si es que quiere reducir el contrabando en el país”. También recuerda que el país vecino necesita hacer su parte: “Paraguay no puede actuar de forma aislada y las elecciones del 22 de abril serán una excelente oportunidad para que los paraguayos escojan un presidente que sea un verdadero aliado de Brasil en el combate a este delito”, afirmó.