Filtran resultado de autopsia del cantante de Linkin Park

Según el documento forense el vocalista de Linkin Park había ingerido alcohol y descartó la presencia de drogas en su sangre al momento de tomar la decisión de autoeliminarse.

Tmz filtró el informe forense y lo publicó. Foto: Clarin.com.

Han pasado ya cuatro meses de la muerte de Chester Bennington, y este martes dieron a conocer los detalles de la autopsia practicada al cuerpo del artista.

De acuerdo a informes extraoficiales de TMZ,  el documento forense afirma que se han encontrado trazas de alcohol en la sangre del cantante al momento del suicidio.

Así mismo, en el día de su muerte se han encontrado botellas de cerveza en su residencia privada. No obstante, aún no se tiene clara la situación personal por la que el cantante estaba atravesando y que lo motivó a tan dura determinación.

Por otra parte, las autoridades han encontrado una botella con receta de Zolpidem, Ambien genérico, en su tocador. Así como había un vaso de cerveza Corona, que estaba medio lleno, y una botella vacía de Stella Artois. La policía encontró, además, pedazos de uña debajo de su iPhone y sobre una mesa en el dormitorio.

Se descartó también el uso de MDMA (éxtasis) que en un primer momento el examen dijo que la presencia de la droga era “presumiblemente positiva”, luego de dos pruebas descartaron dicha hipótesis y concluyeron que Bennington no estaba bajo el efecto de las drogas cuando atentó contra su vida.

Por su parte, la esposa del cantante Talinda, declaró que Chester tenía un historial de depresión y de intentos de suicidio anteriores, incluido uno en 2006 cuando salió de su casa con un arma después de beber mucho.

Agregó, también que el cantante se encontraba en un programa de tratamiento ambulatorio. Un mes antes de su muerte, Chester informó a sus amigos que había estado sobrio durante 6 meses.

Le habían recetado antidepresivos en el pasado, pero no los había tomado por más de un año, siempre según lo manifestado por Talinda.

Chester Bennington se suicidó utilizando un cinturón de cuero el pasado 20 de julio a los 41 años, en su residencia privada, en Los Ángeles, California. Al momento de su muerte, Bennington estaba tratándose por depresión y fue en la víspera del cumpleaños de su fallecido amigo y vocalista de Soundgarden, Chris Cornell.