Estudio revela alta proporción de analfabetos en Paraguay

Un estudio realizado por Investigación para el Desarrollo reveló que existe una gran cantidad de analfabetos en Paraguay. Urge solucionar el tema, aseguran.

El 5% de la población paraguaya no sabe leer y escribir.

Por: Meliza Plaz

meli@rdn.com.py

Unos 279 mil paraguayos no saben leer y escribir, sufren discriminación, desarraigo, pobreza. No poseen firmas y les dificulta efectuar documentaciones.

Las personas que se encuentran en este grupo, incluso asistieron en algún momento a la escuela, pero nunca lograron asimilar ni aprender a leer y a escribir.

La investigadora Carmen Arías efectúa un estudio en la actualidad, el cual demuestra que para el siglo en el que vivimos es preocupante la población analfabeta.

La profesional explicó a RDN que lo más alarmante de esta proporción es que existe un amplio porcentaje de gente que está en edad activa, es decir la que puede o debe trabajar para auto sustentarse.

“Lo más resaltante es que de estas personas, es que las mujeres son las más afectadas, suponemos porque quedan en los hogares a realizar la labor de cuidar la casa o por alguna otra razón”, sostuvo.

56% de los analfabetos son mujeres y 43%, hombres. 

Los económicamente activos, es decir la población que está en edad de trabajar son 175 mil.

Esta proporción es la que sufre a la hora de salir a la calle, ya que será muy difícil insertarse al sistema laboral.

“Se complejiza la vida de una persona analfabeta”, remarcó.

La otra población que también precisa una atención especial, es la de los adultos mayores, que con el subsidio a la tercera edad el Estado estaría ayudándolos, pero sin embargo no llega a todos.

Analfabetos por edad.

Como posibles soluciones, la experta manifestó que el Gobierno tiene la obligación de tomar medidas especialmente para este grupo de habitantes, que representa a los más vulnerables.

Mencionó que a pesar de los planes sociales que deberían ayudar, permanece esta realidad que golpea a un sector de paraguayos, invisibles.

Carmen Arias, investigadora. Foto: RDN.