Redes

Diseñador se defiende tras acusaciones de estafa y pide disculpas

El diseñador paraguayo Fernando Preda se defendió luego de las acusaciones en redes de una joven quien aseguró haber sido estafada en el diseño de su vestido de novia.

Fernando Preda, diseñador. Foto: Diario Hoy.

Tras la polémica desatada en Twitter por la denuncia de estafa por parte de la joven Pauli Arévalos contra el diseñador Fernando Preda, el mismo salió al paso de las declaraciones.

En contacto con el programa “Rompiendo las horas” de la radio Rock and Pop, expresó que el plazo de entrega del vestido de novia se pospuso debido a un retraso con los proveedores por la pandemia.

Indicó que la mujer era amiga suya y que tuvieron un proceso de creación muy lindo, ya que ella es de mente abierta y le gusta mucho la moda, y agregó que la gente mal interpretó lo ocurrido calificándole de estafador.

Mencionó que no asimiló le motivo por el cual su clienta aseguró que el vestido no le quedó como quería, pues ella tiene “medidas de modelo”, a esto agregó que es sencillo trabajar con medidas enviadas, pues se puede hacer usando un maniquí. Arévalos es paraguaya y vive en Estados Unidos y trabajó con Preda a distancia para la confección del vestido.

“Era un vestido súper loco, tenía plumas, cristales, súper exagerado, lentejuelas, todas las telas son súper premium, ella eligió todo lo mejor”, afirmó en conversación con el medio.

De esta forma pidió disculpas a Arévalos y a las personas que se sintieron ofendidas añadiendo entre risas que “todo se soluciona. Yo me imagino hacer con Pauli, una megaproducción con su vestido, hay que relajarse”.

El diseñador paraguayo aseguró que se puso a disposición de la joven para colaborar en todo lo que la misma pudiera necesitar para su casamiento.

“Ya no fue necesario poner porque el vestido era un corset, entonces ella se ajustaba por su cuerpo y no necesitaba ese plástico, porque era también un poco transparente el top, entonces decidí no poner eso”, mencionó Preda sobre las polémicas ballenas, cuya falta fue reclamada por la novia, informó Hoy.

Reconoció que como humano puede cometer errores y destacó que el precio del trabajo en lo que refiere al vestido fue lógico y que personas que conocen del tema, lo podrán comprobar.

Pauli Arévalos contó su experiencia en un hilo de Twitter donde aseguró que el vestido diseñado por Preda no se ajustaba a cómo fue armado. Dijo también que el mismo llegó con manchas y sin cuidados en el transporte.