Nacionales

Secretaria aparece como dueña de terreno de la mansión de funcionario, reportan

Wilfrido Cáceres, principal asesor y compañero de farra del intendente de Asunción, Oscar “Nenecho” Rodríguez, pasó de ser un funcionario común y corriente a ostentar una mansión de millonario.

El exjefe de Gabinete de la Municipalidad de Asunción, Wilfrido Adrián Cáceres Flores. Foto: ABC

Si bien años atrás, el nombre del entonces jefe de Gabinete de la Municipalidad de Asunción, Wilfrido Cáceres, empezó a mencionarse con intensidad debido a los polémicos gastos durante la pandemia, la investigación del caso por parte de la Fiscalía es nula.

La administración de Cáceres fue bastante cuestionada tras conocerse los altos costos por los cuales se habían comprado detergentes de origen francés, para limpiar algunas calles de Asunción durante la pandemia.

Los sobrecostos del denominado “detergente de oro”, además de otros productos y artículos llamaron la atención y generaron el repudio de la ciudadanía, más aún luego de que ABC exponga la lujosa mansión que sale de calle a calle, en la que Cáceres, mano derecha de “Nenecho” Rodríguez vivía y que fue construida en menos de un año en un modesto barrio de San Lorenzo.

Pero no todo quedó ahí, ya que también salieron a la luz ostentosidades por parte de Wilfrido Cáceres, quien además compraba un espacio televisivo en el cual tenía un programa musical, en el que invitaba a grupos y cantantes nacionales e internacionales.

En una ocasión, un grupo internacional de vallenato incluso se presentó en una mega fiesta de cumpleaños de la esposa de Cáceres, la odontóloga Ruth Da Silva, quien también en plena pandemia y con las prohibiciones del momento logró montar su consultorio con los más modernos equipamientos.

En mayo del 2022, la Contraloría General de la República (CGR) presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación el exjefe de Gabinete de la Municipalidad de Asunción, Wilfrido Adrián Cáceres Flores, por supuesto enriquecimiento ilícito, ya que adquirió una fortuna injustificable habiéndose disparado tras la pandemia por el Covid-19, periodo de tiempo que coincide cuando el intendente de Asunción, “Nenecho” Rodríguez, lo puso al frente para organizar las contrataciones y uso de fondos de pandemia.

En su nota, el contralor advierte que las declaraciones juradas de Cáceres presentan varias “inconsistencias” y adjuntaron 73 fojas de documentación sobre las presuntas irregularidades, entre las que se mencionaba que ni Cáceres, ni su esposa, la odontóloga Ruth Da Silva, pudieron justificar con su salario la mansión que se construyeron de manera meteórica en el barrio Lote Guasu de San Lorenzo y también hay irregularidades con otras propiedades declaradas.

Ahora salió a la luz, Camila Benítez, una joven que con 18 años “compró” por G. 100 millones los dos inmuebles donde está asentada la imponente casa en la cual viven Wilfrido Cáceres y su esposa Ruth Da Silva.

Benítez es la secretaria en la clínica odontológica de Da Silva, de acuerdo al informe de ABC TV.

Hasta el momento, la Fiscalía no tomó acción concreta con respecto al caso y al parecer la investigación está “cajoneada”.

En su momento, Cáceres fue jefe de Gabinete de la Municipalidad de Asunción y hace unas semanas apareció farreando con el jefe comunal y su esposa.

Más detalles abajo:

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RDN (@rdnpy)