Padre e hijo ruegan por ayuda

Gabriel Segovia Guanes es el padre de un niño que sufre de encefalopatía y epilepsia secundaria. El hombre cría solo a su hijo ya que la madre los abandonó. El pequeño necesita un cuidado especial por lo que el padre debe vigilarlo constantemente.

Niño necesita tratamiento y ayuda solidaria. (foto: Verdad,Realidad)

Rubén Segovia, de dos años de edad, fue diagnosticado de encefalopatía a los seis meses. El niño precisa de un tratamiento constante, pero su padre no dispone de los medios necesarios para seguir con el tratamiento. Ambos fueron abandonados por la madre, por ello el padre se hace cargo totalmente de Rubencito.

“Mi hijito tiene severas enfermedades que le habían agarrado cuando tenía seis meses de vida. Su tratamiento es muy estricto por lo que no puedo hacer casi nada. Él se alimenta a través de una sonda y es bastante complicado”, explicó el padre.

En estos momentos el niño además de sus enfermedades también se encuentra con un cuadro de neumonía. Padre e hijo viven en una frágil vivienda en la localidad de Maracaná, situado a unos 120 km  de Curuguaty.

El señor Segovia refirió que recibe ayuda de personas solidarias del lugar, gracias a ellos logran sobrevivir, además manifestó que no piensa abandonar a su hijo.

Los medicamentos que necesitan comprar permanente para que el pequeño se conserve estable son Baclofeno de 10 y de 25 mg y Levetiracetam, los mismos cuestan G. 150.000. Requiere también de pañal desechable y alimentos a base de leche, cereales, solo consume nutrientes licuados.

Los interesados  en ayudar a Gabriel Segovia, pueden comunicarse al (0984)440117.