“Niños no deben pasar por encima o debajo del molinete”

Los buses diferenciales cuentan con un sensor especial que contabiliza el número de pasajeros, por lo que no existe la necesidad de pasar por encima o debajo del molinete, explicó César Ruiz Díaz, gerente de Cetrapam.

Ningún pasajero puede cruzar por encima o debajo del molinete. Foto: Crónica.

El gerente del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), indicó que nadie está obligado a pasar como lo hacían antes los niños, ya que los ómnibus diferenciales tienen un sistema inteligente.

“Ahí nace la primera mentira: nadie puede obligar ni a niños ni adultos a pasar por arriba, o por abajo (del molinete) porque no se distingue por donde pasa el haz de luz. Este hace el conteo que delimita la cantidad de pasajeros que subieron al bus”, señaló Ruiz Díaz.

Los sensores en los buses diferenciales se encuentran ubicados a ambos laterales de las puertas de acceso a las puertas.

Manifestó además que lo que no se puede saber a través de este sistema si realmente se contabilizó al menor.

Con relación a ello dijo que por estos casos existe un monto establecido por cada empresa de transporte para los pasajes, que no serán cobrados del redondo diario del chofer. Esto teniendo en cuenta que el pasaje no debe ser cobrado tampoco a personas no videntes y oficiales policiales o militares que vayan uniformados.

Además informó que se elevará un sumario administrativo para investigar el caso y delimitar si el conductor, identificado como Miguel López, quien había asegurado  en el video difundido por una pasajera que lo denunció,  que él cuenta con 17 años de servicio, tuvo o no responsabilidad en la situación.