Una historia de abusos, violencia y desidia

Una madre denuncia desde hace varios años a su marido por violencia psicológica y maltratos. La misma manifestó a RDN que también sufre por la desidia y el abuso de poder de las autoridades.

Foto: Reseña.

Carolina Gómez es madre de tres hijos y está casada hace más de 20 años. Conversó con RDN y acusó a su marido por maltratos constantes, tanto psicológicos como físicos, a ello se le sumó los golpes recibidos por un agente de la Policía Nacional que llegó hasta su domicilio, supuestamente por pedido de Federico Gómez, esposo de la denunciante.

Gómez no sabe por qué las autoridades no realizan su trabajo como deberían, la misma cree que la manera en que actúan es muy rara.

“Hace varios años sufro a causa de mi esposo, ya lo había denunciado en 2005, pero las autoridades hacen caso omiso a mis reclamos y denuncias”, expresó la mujer.

“Lo peor de todo es que a la violencia psicológica, se sumó la violencia por parte de la policía. Hasta mi casa llegaron tres oficiales de policía por pedido de mi marido, supuestamente porque yo era la que lo maltrataba”, explicó.

Carolina expresó además que el día que los agentes llegaron hasta su domicilio, uno de ellos ejerció la fuerza física. Además la trató de loca todo el tiempo.

“El oficial Derlis Jaquet llegó hasta mi hogar, con otros policías en julio de este año, por pedido de mi esposo. Él alegaba que yo era la que lo maltrataba. Al tratar de evitar que ingresar a la casa, el oficial Jaquet me dio  un rodillazo por (sic) el estómago, y me dejó con dolores y muy sorprendida, porque no entendía qué estaba pasando”, sostuvo.

La mujer mencionó que hasta hoy día no entiende la acción de los uniformados.

“Me fui hasta la comisaría séptima para denunciar a los agentes por abuso de poder y por la violencia con que actuaron y los policías que estaban en ese momento no quisieron tomar mi denuncia, argumentaron que ellos no pueden tomar denuncias en contra de sus compañeros”, apuntó.

“Pero tengo videos de la cámara de circuito cerrado que pertenece a mi vecino, donde quedó todo registrado, desde que llegué a mi casa el día del incidente”, indicó.

Dijo que incluso los agentes se burlan cada vez que iba a presentar sus reclamos y denuncias.

Así también remarcó que a causa de todas las denuncias contra su cónyugue por violencia que realizó en la Fiscalía de los Derechos Humanos y en el Juzgado de Paz, tanto su suegra como otros familiares de su marido la amenazaron.

“Recibí amenazas de muchas personas del entorno de Federico. La verdad que son personas con mucho poder económico, lastimosamente estoy expuesta a cualquier cosa. Todo a causa de mis denuncias de maltrato”, señaló.

La madre lamentó que por la situación que está viviendo, sus hijos son los que más están sufriendo.

Denuncias

La denunciante aseveró que su esposo no quiere darle el divorcio y que pretende sacarle de la casa en la que vivió por más de 17 años.

“La casa en la que viví por 17 años es de mi suegra, pero para mí es mi hogar, ahora tanto mi esposo como su mama pretenden que abandone el lugar donde crie a mis hijos. Nos quedaremos sin nada si eso pasa”, subrayó.

Actualmente su caso está en manos de la jueza María Inocencia Sandoval de Fretes, quien cuenta con todos los documentos e imágenes del circuito cerrado entregados por Carolina Gómez.

Nota del editor: En una próxima nota se tratará de exponer la versión de la contraparte.