Perdió todo en incendio pero sigue con la fortaleza intacta

Doña Agustina perdió todo en pocos minutos a causa del incendio registrado en el Mercado de Abasto. Una imagen donde se la ve llorando el día del siniestro recoprrió por las redes sociales. La misma contó su historia de sacrificio y lucha a RDN.

Agustiina Ledesma Foto: Izquierza La Nación; Derecha RDN.

Agustina Ledesma de 57 años trabaja en el mercado desde hace 30 años, tiene cinco hijos, todos mayores, a quienes crio en los pasillos del Abasto.

La comerciante explicó a RDN los momentos de angustia y dolor que vivió durante el siniestro. Manifestó que perdió absolutamente todo y tanto ella como su marido quedaron sin su tan preciado negocio.

“Estaba en mi casa cuando sucedió lo del incendio, una joven que tiene su puesto en el  mercado nos avisó, vinimos de inmediato ya que vivimos cerca, pensé que íbamos a poder rescatar algo pero las llamas se extendieron muy rápido”, expresó.

Hace 20 años había ocurrido un percance similar, pero en aquella ocasión doña Agustina pudo rescatar algunas de sus mercaderías, sin embargo esta vez no quedó nada.

Con el poco capital que le quedó, montó un pequeño puesto. Foto: Meliza Plaz RDN

“Nos llama la atención la forma en que se propagó el fuego, no dio tiempo a nada, la rapidez con la que se extendió sinceramente hace que se cree dudas en torno al tema”, dijo.

“Tenemos conocimiento de que el mercado se quiere privatizar, no sé si por ahí vendrá el tema, pensamos en muchas posibilidades, de cómo pudo haberse originado el incendio”, señaló.

Mencionó además que tanto ella como varios comerciantes sufren a causa de la corrupción de las autoridades del mercado. Lamentó la falta de trabajos concretos y correctos en el mercado, ya que cada vez está en peor situación.

“Este mercado está totalmente olvidado, reina la corrupción y la desidia, antes tenía una escuela para los hijos de los vendedores, dicha escuela se vendió, nos dolió muchísimo cuando las autoridades hicieron eso, tenemos también una capilla, perteneciente al Abasto, también casi se vendió, si no fuera por nuestros reclamos, nos hubiéramos quedado sin oratorio”, sostuvo.

Doña Agustina forma parte de los miles de comerciantes afectados, actualmente está intentando recomponerse, y cuenta con un pequeño puesto dentro de la carpa, dice que seguirá luchando hasta que terminen sus fuerzas.

Foto: RDN

Indicó que seguirá luchando a pesar de haber perdido todo y solicita mayor ayuda por parte del Estado.

“Necesitamos más asistencia, si bien tanto la Municipalidad de Asunción como  Emergencia Nacional nos provee las carpas, balanzas y otros materiales, necesitamos aún más”, remarcó.

Principales necesidades

Más carpas, mayor  rapidez en la asistencia, aire acondicionado, porque el calor en el lugar es insoportable, mayor seguridad en las carpas.

Los vendedores indican que la propuesta de préstamo del Banco Nacional de Fomento es muy exigua, ya que la mayoría tienen perdidas de 15 millones hasta 400 millones. El BNF, solo les ofreció G. 3 millones.

La zona siniestrada sigue humeando por lo que piden que puedan controlar totalmente el humo, así también como la salubridad.