Apuestas deportivas: Denuncian oferta temeraria en licitación dirigida

Las apuestas deportivas generan miles de millones al mes y una empresa se podría hacer cargo del negocio. En la licitación del juego surgieron irregularidades y hasta se habla de una oferta temeraria.

Proceso de apertura de ofertas realizado este miércoles. Foto: RDN.

Dos operadores de apuestas deportivas fueron las que se presentaron para la licitación que se realizó en la sede la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar).

Las firmas que buscan hacerse del negocio son DARUMA SAM, que opera con la marca Apostala, y el Jockey Club del Paraguay (JCP), con su denominación comercial de Best Jockey.

En el caso de la primera firma, ofertó el 21% de canon mensual, resultante de los ingresos menos los premios entregados. Por su parte, lo ofrecido por el JCP fue de 4%, porcentaje que se honra actualmente.

En setiembre, las apuestas deportivas generaron ingresos por más de G. 70 mil millones en setiembre, dinero que se reparte entre 10 empresas.

Arnaldo Argüello, gerente del Jockey Club del Paraguay, conversó con RDN y señaló aspectos que a él le parecen llamativos y que indican que la licitación podría estar dirigida.

El Pliego de Bases y Condiciones (PBC) exigía contar con unos G. 15 mil millones depositados en un banco. El balance presentado por Daruma SAM justamente señala un superávit de G. 15.200 millones, indicó.

En cuanto al canon propuesto, llamó “temerario” al índice ofertado (21%), ya que según explicó el negocio genera grandes ingresos pero también exige la entrega de premios importantes.

Incluso el PBC advertía este tipo de ofertas, mencionó.

Agregó que el poder político podría estar detrás, de manera a entregar el negocio antes de las elecciones, sin embargo no quiso entrar en detalles. En cuanto a los propietarios de la firma Daruma Sam llama la atención que no sea “gente conocida”, incluso entre ellos está un joven llamado Giuseppe Espinoza Vega, de solo 24 años, quien figura como vicepresidente.

También objetó que la marca “Apostala”, con la que opera Daruma Sam esté en litigio judicial actualmente.

Citó como otra irregularidad la presencia de un ciudadano argentino que aseguró haber comprado el 50% de las acciones de la firma mencionada, sin embargo el representante en la apertura de ofertas dijo desconocerlo a él y a quien supuestamente le venció el paquete.

La salida al proceso podría ser que se vuelva  a realizar un llamado con reglas más claras, apuntó.

Por otro lado, consta en el acta que el representante de Daruma, Carlos Alberto Sacco, hizo alusión a errores en los documentos presentados por el Jockey.

Además, se apuntó en errores matemáticos en el coeficiente de liquidez.

Antecedente de oferta temeraria

No es la primera vez que se presentan ofertas que llaman la atención. En el caso de la firma Mepshow, en la licitación de la quiniela, en 2009 había ofertado el pago de G. 7.560 millones, sin embargo posteriormente comenzó a entrar en mora.

Juan Carlos Wasmosy, ex Presidente de la República, fue accionista de la firma mencionada.

La familia Wasmosy actualmente tiene la concesión de la quiniela a través de la empresa Technologies Development of Paraguay (TDP), con licencia hasta el 2020 y entre cuyos accionistas se encuentra Diego Ricardo Wasmosy. La familia era la operadora de la Quiniela en el período anterior, donde acumuló una deuda de miles de millones por canon impago, pese a este antecedente, el gobierno volvió a concesionarle el juego.

Postura de la Contraloría

Ilse González, directora General de Contrataciones Públicas del Estado, se hizo presente en la apertura de ofertas y consignó, en conversación con medios que el proceso debía ser suspendido por denuncias recibidas por la institución.

“Toda recomendación, toda conclusión y todo dictamen que emane de la misma (la Contraloría) es de carácter obligatorio para cualquier institución que sea objeto de control por parte de la Contraloría Pública del Estado”, manifestó.

Por su parte, el titular de la Conajzar, Javier Balbuena, conversó con RDN y aseguró que se hizo el análisis correspondiente por parte del ente y que no se advirtieron motivos para suspender el proceso.

Se espera que la comisión evaluadora de su veredicto para adjudicar a una de estas firmas en las próximas dos o tres semanas, mencionó.

Abajo el detalle de los reclamos realizados. 

Copia del acta.