Martinessi: “Las herederas es una película libre de prejuicios”

Las Herederas, largometraje debut del paraguayo Marcelo Martinessi, se alzó con importantes premios en el Festival de Cine de Berlín (Berlinale). Su director la describió como una película con alma, hecha a escala humana y con una riqueza que reside en que está libre de prejuicios.

Las Herederas recibió cuatro galardones en la Berlinale. Foto: Berlinale (Twitter).

En una entrevista concedida a la 730 AM, Martinessi describió, no solo la extraordinaria experiencia en Berlín, sino también de cómo realizó la película y qué es lo que quiso lograr con ella.

“La película está hecha con mucho pudor y muchas emociones contenidas, porque yo también creo que tiene que ver con un país que pasó por historias muy traumáticas de represión al deseo y creo que eso van a verlo en la película”, adelantó el director del largometraje que se alzó con cuatro galardones en el festival de cine de Alemania.

Dos osos de plata para ‘Las herederas’. El director Marcelo Martinessi y la actriz Anna Brun. Foto: Berlinale (Twitter).

Por otra parte, explicó que es una película que cuenta con un elenco integrado casi al 100% por mujeres, con algunas apariciones de hombres. Cuenta una historia que representa a todo lo que le sucede a una mujer, esa “es la parte medular de la película”.

Destacó el excelente trabajo de las personas que están detrás de la producción. “Las Herederas son decenas de personas que vienen trabajando desde hace mucho haciendo películas, ya hay un oficio, y podemos decir que ya se puede hacer cine de muy alta calidad acá en Paraguay”, atizó.

Afirmó que alcanzaron su meta de representar el tono de cómo ellos ven la realidad de la sociedad paraguaya.

Por último, fue muy claro al decir que la película le abrió camino hacia la oportunidad de seguir haciendo películas que cuenten historias muy personales y que lo seguirá haciendo ya que, “acá en Paraguay, existe una oportunidad de seguir moldeando un cine propio en un país que se contó muy poco, un país casi invisible”.

La primera película paraguaya que compitió en una edición de la Berlinale, narra la historia de Chela, interpretada por Ana Brun, y Chiquita (Margarita Irún), una pareja de lesbianas que, tras años de convivencia, debe separarse, debido a que una de ellas ingresa a prisión, agobiada por las deudas.