Nacionales

Dengue seguirá por dos o tres meses más, según experto

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social actualizó los datos sobre dengue en Paraguay a través del boletín epidemiológico semanal, hasta la semana 6 del 2018. Según estos datos se confirmaron 1167 casos de dengue, 152 internados y 5 fallecidos.

Foto:MSPBS

El Doctor Edgar Giménez, experto en salud pública, explicó a RDN que la situación actual es preocupante, en atención a la sobrecarga de consultas en los hospitales y a la percepción general que se tiene sobre la evolución de la epidemia en la comunidad.

Expresó que la magnitud de la epidemia es muy distinta a lo reportado por el Ministerio de Salud.

“Hay indicios que la epidemia actual se inició en noviembre del 2017, con un incremento importante de casos febriles, sin embargo, la alerta se emitió tarde, recién el 23 de febrero de 2018. Los mecanismos de vigilancia están fallando en algún punto o proceso, pero lo concreto es que los datos no coinciden con lo que se está viviendo en las comunidades y en el sistema de salud”, indicó

“La epidemia se está concentrando en Asunción y Central, pero ya hay dispersión de casos en otras regiones”, sostuvo.

Señaló que una consecuencia es la falla en la comunicación del Ministerio de Salud hacia la población.

“El ministerio está poniendo énfasis en justificar los datos antes que alertar suficientemente a la población. La vigilancia y la comunicación están fallando. La prioridad  debiera ser informar correctamente a la población y a los profesionales, generar confianza, articular a todos los sectores y establecer mecanismos claros para la prevención y para el tratamiento de los casos”, remarcó.

Consultado  por qué cree que se da esta situación respondió: “creo que ha se bajado la guardia. Equivocadamente el Ministro de Salud en su momento resaltó que los casos habían disminuido en su administración”.

Refirió además que las epidemias de dengue son cíclicas, y cada vez se acorta el periodo interepidémico.

“En Paraguay no se corta la circulación, es endémico. Hay que sostener las acciones de control en el tiempo. Por otra parte, la definición de los casos no es adecuada para nuestro país. Finalmente, llama la atención que el posible inicio de la epidemia haya coincidido con un momento electoral. Situación que persiste”, mencionó.

“Los antecedentes señalan que podríamos enfrentar un comportamiento similar a lo ocurrido en el 2016. Ese año se cerró con más de 70 mil casos sospechosos de dengue y apenas 2500 confirmados. Esta desproporción se está repitiendo. La epidemia puede incrementarse significativamente durante el mes de marzo y abril y puede extenderse durante el mes de mayo y junio inclusive. Hay que prepararse”, enfatizó.

Así también Giménez manifestó  su preocupación por la falta de claridad en informar a la población sobre los signos de alarma, que indican que un paciente con dengue puede complicarse y pasar a la fase de gravedad.

“El dengue se inicia con fiebre y dolor corporal. Las personas deben consultar para ser evaluados por el médico y recibir instrucciones precisas sobre la hidratación y los signos de alarma. Lo más importante es la hidratación, es decir, el consumo de líquidos en cantidad y frecuencia adecuada para la edad y el peso”, dijo.

“Entre el día 3 y el día 6 de inicio de la enfermedad, puede agravarse, pasando a formas graves. Hay signos de alarma que indican esta posibilidad y cuando se presentan, las persona deben consultar inmediatamente. El Ministerio de Salud no está comunicando suficientemente ni sobre las formas de hidratación ni sobre los signos de alarma”, señaló.

Refiriéndose al video que difunde el Ministerio de Salud, donde el ministro de Salud habla de los signos de alarma dijo que ve con preocupación el mensaje del Ministro de Salud.

“Ninguno de los signos de alarma que menciona en esa comunicación son correctos. Ni uno solo. Es una información muy confusa para la población. Los signos de alarma son otros, respaldado por la literatura científica internacional y nacional”, expresó.

Los 3 signos de alarma más frecuente son los siguientes:

  • Dolor abdominal
  • Vómitos repetidos o persistentes
  • Sangrados. Puede sangrar la nariz, las encías. Puede haber sangrado con la defecación o sangrado vaginal que no coincide con la menstruación. También puede presentarse moretones en la piel.

Otros signos de alarma son: Postración marcada, letargia, irritación o cambio de conducta. Síntomas de shock como extremidades fías, desvanecimiento, mareos al levantarse de la cama. Los médicos, al momento de evaluar al paciente buscarán otros signos. Las personas menores de 1 año y mayores de 60 años, las personas obesas, con cardiopatías, diabéticas y que presentan otras enfermedades crónicas también deben tener un seguimiento más cercano.