Inseguridad e insalubridad en mercado de Abasto

Vendedores del lugar manifestaron a RDN las situaciones por las que deben pasar desde hace unos años. Indicaron que el director del Abasto, Víctor Oti Sánchez no realiza un trabajo correcto.

Situación del Mercado de Abasto. Foto: Mercedes Toñánez RDN

El mercado municipal de Abasto  se encuentra en condiciones insalubres y olvidado por las autoridades, a ello se suma la escases de ventas de los productos alimenticios.

Florencia Lugo comerciante, expresó que está en el mercado desde hace 30 años y  la situación del sitio empeoró respecto a la insalubridad y la inseguridad desde hace un tiempo.

“Ya no hay venta como antes, a causa de los delincuentes los clientes no quieren entrar, a eso se suma las basuras, el director no hace nada, varias veces ya le solicitamos para que solucione el tema de la insalubridad y nunca hizo caso”, acotó.

Foto: Mercedes Toñánez RDN

Además otros vendedores también se quejaron por la escases de ventas, como don Augusto Falcón que trabaja desde hace 30 años en Abasto, dijo que llega a las 12:00 horas y se retira a las 18:00 horas todos los días, sin descanso.

Resaltó que lleva una vida muy sacrificada pero honrada, y que está acostumbrado a no tener descanso.

“Debemos estar desde temprano porque de lo contrario no ganamos nada, más ahora que escasea las ventas”, refirió.

Don Augusto se dedica a la venta de tomates y señaló que los productos nacionales prácticamente no se consumen.

“Los clientes prefieren los tomates argentinos, por más que sean caros, el tomate nacional no vendemos”, explicó.

En cuanto a los precios señaló que los tomates nacionales cuestan G. 70 mil la caja y los argentinos a G. 120 mil.

A la insalubridad, inseguridad y escases de ventas, se sumó el intenso frío  en los últimos días.

“Hemos soportado las bajas temperatura con fuerza, como todos los días, prácticamente no sentimos el frío porque nos concentramos en el trabajo”, expresaron los vendedores.

RDN consultó sobre los precios de la mandioca, debido a que muchos negocios de la capital venden a costos elevados, para realizar una comparación.

Foto: Mercedes Toñánez, RDN

“Los precios de invierno son de G. 1500 el kilo porque se consume más, sin embargo en verano cuesta a G. 800, ya que la gente no compra y para que no se pudran abaratamos los precios”, explicó Jonathan Ocampos, comerciante.

Precios de comercios que negocian con la mandioca.

Finalmente  los comerciantes coincidieron con los mismos pedidos;  más seguridad, salubridad y sobre todo que el director cumpla con su trabajo.