Tradicional Carrulím para espantar la mala energía

El brebaje de caña, ruda y limón, conocido como “carrulim” es elaborado cada primero de agosto para disipar toda mala energía y purificar la sangre, según las creencias ancestrales.

Brebaje para espantar la mala energía. Foto: Mercedes Toñánez.

La práctica popular señala que agosto es un mes que se lleva las vacas flacas, a las personas de avanzada edad y de salud débil. Es decir, una época marcada por la necesidad y la mala suerte, según la creencia antigua.

Para evitar que dicho mal afecte a las personas, el ingenio guaraní creó el “carrulim” para proteger contra los males.

La tradicional bebida acopia la atención de varios paraguayos que llegan hasta los puestos de yuyos ubicados en el Mercado 4.

Las yuyeras esperan la visita de miles de compradores como cada año, ya que muchos paraguayos siguen la tradición y creen en los beneficios de la bebida.

Foto: Mercedes Toñánez. RDN

Doña Sara de Galeano, vendedora del Mercado 4, indicó a RDN que desde hace ocho días realizan las ventas y que prepararan unos 150 litros para vender este martes.

“Como todos los años estamos preparando una gran cantidad de carrulím, hoy haremos 100 litros y mañana 50 más, de acuerdo a las ventas”, manifestó.

“Los ingredientes son siete: ruda, katuava, limón sutil, romero, anís estrellado, guaviramí y caña blanca”, explicó Ilsa Velatiqui, vendedora del lugar.

“La gente que  tiene  intención de renovar la sangre y ahuyentar las malas energías, pueden acercarse hasta nuestros puestos de venta”, sostuvo.

Foto: Mercedes Toñánez. RDN

Nimia González, quien prepara y vende la bebida desde hace 30 años. expresó que esperan a los compradores en los puestos de ventas del mercado y que los precios son de G. 5.000 y G. 10.000, las botellitas, dependiendo de los puestos de venta.

Además en los locales se aprecia la venta de otros remedios medicinales, como el agosto poty y el pyno´i; dos plantas medicinales que salen solo en el mes de agosto, recomendable para el mate o el tereré.

“Según los guaraníes y las abuelas, el brebaje del “carrulim” concede una dosis de suerte al que lo consume y purifica su sangre, con sola una cucharadita, cumple el propósito”, indica Portal Guaraní.