Llamadas claves del 31 de marzo fueron borradas

Una empresa telefónica afirmó que ya no poseen datos de algunas llamadas, ya que fueron borradas tras los seis meses de guarda obligatoria. Información importante sobre el homicidio del joven liberal Rodrigo Quintana se ha perdido.

Sede del Partido Liberal Radical Auténtico. Foto: ABC Color.

El juez Alcides Corbeta solicitó a una telefónica datos del cruce de llamadas el 31 de marzo y el 1 de abril.

La empresa respondió a la solicitud afirmando que no posee algunos datos, ya que ya fueron borrados tras los seis meses de guarda obligatoria.

Dos empresas de telefonía móvil se expidieron sobre la solicitud del magistrado en el marco del caso que investiga el homicidio del joven liberal Rodrigo Quintana, durante el atropello a la sede del PLRA en la madrugada del 1 de abril del 2017.

La Telefonía Celular del Paraguay S.A, (Tigo), alegó en primer termino que en base a la resolución 1350/2002, los detalles de llamadas entrantes y salientes permanecen en los archivos por un periodo de seis meses.

Mencionaron que el último registro de llamadas fue remitido a la fiscala Brígida Aguilar de J. Augusto Saldívar, en el marco de otra causa, que no está relacionada al homicidio de Rodrigo Quintana.

Admitieron que existen datos que fueron eliminados del archivo, ya que el tiempo ya pasó.

Guillermo Duarte, abogado de la familia Quintana consideró poco creíble que la empresa no cuente con los registros al tiempo de cuestionar el argumento de los seis meses.

Por otra parte, la empresa AMX Paraguay, representante de la marca Claro, contestó el oficio judicial, reconociendo solo una línea habilitada en dicha compañía, con el servicio activo y con el titular debidamente identificado, domiciliado en la ciudad de Luque.

Y desconocen la titularidad de unas 20 líneas telefónicas que figuran en el pedido del juez Corbeta, debido a que no figuran en el sistema.

La querella solicitó el cruce de llamadas hace varios meses atrás, la que fue denegada por la fiscal Raquel Fernández, quien adujo que los datos no aportarían al esclarecimiento de  los sucesos, sino más bien contribuirían al morbo de la opinión pública, reportó ABC Color.