Ley de tarjetas benefició a los más ricos, afirma exministro

El exministro de Hacienda, Manuel “Banana” Ferreira, habló sobre la ley que impone un tope a los interesas de las tarjetas de crédito de los bancos. Afirmó que el fenómeno observado consiste en que los más pudientes salieron beneficiados en detrimento de las personas con menores ingresos.

Manuel Ferreira. Foto: La Nación.

En un encuentro con periodistas organizado por la firma procesadora de plásticos Bancard, el economista habló sobre el comportamiento de las tarjetas de crédito en los tres años de vigencia de la ley que estable un límite a los intereses para los clientes.

La normativa fue promulgada por Horacio Cartes en agosto de 2015, es decir tiene poco más de tres años de haber comenzado a regir. El tope se hija en tres veces la tasa promedio que se paga por los ahorros en bancos.

Según Ferreira, la ley de tarjetas benefició el consumo de los sectores más pudientes de la sociedad, ya que en ese sector los bancos sí hallan un mercado importante.

Los sectores más vulnerables fueron quienes tuvieron que dejar sus plásticos ya que de acuerdo a su conclusión “se vieron a financiarse a tasas prohibitivas”.

La reducción drástica de las tasas, hizo que los bancos dejen de ofrecer promociones y descuentos. Esto hizo que muchas personas ya no le vean la conveniencia al plástico.

Ante esta situación, el economista considera que el mercado de las tarjetas debe ser libre, es decir prácticamente volver al esquema anterior cuando solo la tasa usuraria determinada por el Banco Central del Paraguay (BCP) era el límite.