Exfiscal habla de cómo fue estafado por familia asesinada

El exfiscal Pablo Duarte detalló cómo fue víctima de Elva Rodas y su pareja, quienes montaban barreras en las rutas para incautar vehículos, los cuales los vendían posteriormente. La mujer en cuestión fue una de las víctimas de la masacre en el microcentro de la capital.

Elba Rodas, mujer asesinada. Foto: Facebook.

Duarte explicó a Monumental 1080 AM, que se desempeñaba como fiscal en San Pedro cuando tuvo que intervenir en un caso en el que un ciudadano menonita denunció haber sido emboscado por un grupo de personas, quienes le reclamaban su vehículo, entre ellas Elva Graciela Rodas, quien se hacía pasar por asistente fiscal de Arnaldo Giuzzio.

El modus operandi consistía en que Rodas junto con su pareja, Julián Rojas Delvalle, se situaban en dos puestos de control de peaje, conseguían los datos junto con la jueza de paz de Luque de ese entonces, (año 2009) y fabricaban una orden de secuestro donde siempre aparecía Rojas Delvalle como supuesto acreedor.

De esa manera se alzaban con vehículos, que posteriormente los vendían al mejor postor.

Citó además que Rojas les habría sacado su casa a sus propios padres y que en esa vivienda tenía dos vehículos sin documentos, un automóvil Mitsubishi Galant y un Mercedes Benz, los que fueron decomisados por el agente fiscal por el caso de hurto y tráfico de vehículos.

Luego, la pareja denunció el supuesto pago de una coima de G. 5 millones al agente en cuestión. Todo esto para que les devuelva ambos rodados. La situación afectó la reputación del fiscal.

En otro momento, Duarte manifestó que Dalma, otra de las víctimas de la masacre ocurrida en una vivienda capitalina, había ido hasta su casa junto con quien era su pareja en ese momento, Ever Barrios para pedirle ayuda.

Dijo además que el padre de la joven la maltrataba y que su mamá era adicta a la marihuana. “Ellos vivían de la estafa”, sentenció.

Indicó que llegó a conocer bien a la familia, ya que Elva Graciela le perseguía y acosaba. Resaltó además que él, alertó al fiscal Giuzzio que la mujer se hacía pasar por su asistente.

Antecedentes

Ever Barrios, exmarido de Dalma Rojas, fue quien comenzó a dar detalles de cómo se manejaba la familia. Incluso manifestó que pensó que la masacre se trató de un ajuste de cuentas, ya que muchas personas resultaron ser víctimas de estafas.

En la tarde del lunes se halló un cadáver en una casona ubicada sobre la calle Oliva, casi Montevideo. Luego de una extensa exploración se los investigadores se toparon con cuatro cuerpos más, dos mujeres y dos niños.

Los fallecidos fueron identificados como Dalma Rojas, además de su padre Julio Rojas, la madre Elva Rodas, y sus hijos, de cuatro y seis años.

Luego de las pesquisas fue detenido el que hasta ahora es el principal sospechoso, Bruno Marabel, quien se encuentra recluido y procesado por feminicidio y homicidio doloso.