Nacionales

En 2019 disminuyó la cantidad de feminicidios, según datos oficiales

Según datos oficiales, en 2019 disminuyó la cantidad de feminicidios, comparando con dos años anteriores.

Feminicidio en Paraguay Foto: Reseña.

Según datos del informe final del Observatorio de la Mujer, en 2019 se registró una disminución de casos de feminicidio en el país en comparación con los dos años anteriores, aunque el saldo de 37 casos ocurridos sigue siendo un motivo de preocupación para las instituciones que trabajan en la eliminación de todo tipo de violencia contra las mujeres.

En el documento que detalla los casos registrados mes a mes en 2019, se destaca que en el pasado año la cantidad de casos ha disminuido favorablemente, con 22 víctimas menos. Efectivamente, el saldo final del último año representa una disminución importante de los 53 casos ocurridos en 2017 y de los 59 registrados en 2018. Incluso se dio, en julio último, el primer mes sin casos de feminicidio.

En cuanto a los responsables de los feminicidios se mantienen los patrones: Aparecen en primer lugar como victimarios las parejas que al momento del hecho aún se encontraban en convivencia. Este grupo representa en 2019 al 47,1% mientras que las ex parejas, los que no aceptan el fin de la relación son responsables en un 26,5%, y las “parejas casuales” representan el 8,8% de los agresores.

Según las conclusiones del informe, el sistema de protección y de justicia estaría con dificultades para dar la respuesta adecuada ante las denuncias de las víctimas, teniendo en cuenta que el 38% de los victimarios en los casos producidos en 2019 tenía denuncia por violencia intrafamiliar y a diferencia del 2018, durante el último año más víctimas denunciaron previamente a sus victimarios o tenían orden de alejamiento.

Otro factor destacado en el informe es que en más del 90% de los casos el abuso del alcohol u otras sustancias prohibidas está presente, lo cual requiere mayor trabajo de prevención por los sectores del control de adicciones y abusos de sustancias.

Entre los retos para seguir disminuyendo las cifras de feminicidio en el país, el informe señala la necesidad de fortalecer los mecanismos de protección, mencionando que quizás las pulseras electrónicas sean una buena medida, así como trabajar más la atención de la prevención y educación a los hombres, señalando que los agresores deben recibir atención psicológica y psiquiátrica, antes y dentro de las penitenciarías, informó la agencia IP.