Niñas nacidas en parto único en el mundo celebran su primer año

Sara Chaparro madre de las dos pequeñas celebra la vida de las mismas, un año atrás vivió uno de los momentos más gratos para una mujer, el de ser madre. En su caso no fue fácil ya que su embarazo fue de alto riesgo debido a su hipertiroidismo.

Melany y Melody. Foto: Sara Chaparro.

Un 12 de enero del 2017 nacían los tres hijos de Sara Chaparro una joven madre de 29 años en ese entonces, oriunda de Campo 9.

Sara padece hipertiroidismo, por lo que los embarazos con esa condición difícilmente llegan a término, la enfermedad provoca abortos espontáneos o los bebés nacen prematuros y generalmente no sobreviven.

Las pequeñas Melanie y Melody. Foto: Sara Chaparro.

Comentó que durante todo su embarazo tuvo un estricto cuidado de los médicos, entre ellos el doctor Jara York, endocrinólogo.

Trillizos. Foto: Sara Chaparro.

Sara viajaba cada 15 días a Asunción para seguir su tratamiento en el Hospital San Pablo.

“El embarazo tuvo su dificultad, e incluso fue doloroso”, manifestó en conversación con RDN.

Su médico de cabecera le dijo que nunca en toda su carrera había visto un caso donde se registraron nacimientos múltiples en donde la madre padecía hipertiroidismo.

Sara y sus hijas. Foto: Sara Chaparro.

Comparó el caso con otro similar, pero en el cual los tres bebés habían fallecido, considerando el nacimiento de sus pequeños como un milagro.

Los tres nacieron prematuros, con 32 semanas pesando 1.500 gramos las niñas y el niño 1.700 gramos.

Un mes estuvieron internados en terapia intensiva.

Volvieron a su casa y días después el varón falleció de muerte súbita.

La madre indicó que a un año del nacimiento los cuidados siguen siendo difíciles, pero nada se compara con lo placentero de verlas crecer juntas.

Las pequeñas Melanie y Melody. Foto: Sara Chaparro.

“Son la alegría de la casa, con cada nuevo truco que hacen cada día”, resaltó Sara.

Su parto fue considerado único en el mundo por la complejidad del mismo, según profesionales locales, como reportó Paraguay.com, un año atrás.

Un caso similar se dio en Japón, pero los bebes no sobrevivieron.